30 segundos

Diario de una sumisa

Bernice Xanthe

Mientras acariciaba mi melena en silencio, decidí hablar de las dudas que me asaltaban en ese momento. Levanté el rostro y le miré;

 

— ¿Y si me niego hacer algo? ¿Y si hay algo que no quiero…?

 

Levantó su ceja y esbozó una tierna sonrisa.

 

—No pretendo consumirte, no pretendo que sufras más de lo necesario. Aunque sufrir es importante, uno se hace más fuerte, te forja el carácter. Las vivencias es lo que nos hace sentir que estamos vivos, el sexo, el dolor, es parte de ello. 

 

Simplemente asentí.

 

—Desde el primer día que te conocí, supe ver hasta dónde podía llevarte, sé hasta dónde puedo estirar mi cuerda contigo —Me sujetó el mentón haciendo que mirara directamente a sus ojos.

 

—Pregúntate pequeña porqué estas aquí, a mis pies. Sé que te da miedo depender de mí. Entiendo por lo que has pasado. Pero debes entender la diferencia entre ser maltratada y tu entrega hacía mí. Y eso lo aprenderás paso a paso.

 

—Tengo miedo a que me hagas daño, y no ser suficiente para ti ¿Cómo sabes que no me desmoronaré?

 

Me miró con pasión, sus ojos brillaban dando a entender tanto o más que sus palabras.

 

—Porque yo estaré a tu lado.

  • Icono social Tumblr
  • Facebook icono social