8 Reglas básicas para que el BDSM sea más seguro

Actualizado: may 8

Cuanto más aprendas sobre el BDSM, más te darás cuenta de que se puede practicar de manera segura. Pero si careces de conocimientos, podrías lastimarse a ti mismo o a tu pareja. Por esta razón nunca debes intentar una nueva práctica BDSM sin hacer una investigación previa y sin cumplir con estas reglas básicas.


8 Reglas básicas para que el BDSM sea más seguro

El BDSM no suele ser peligroso, pero algunas actividades pueden causar daños en tu bienestar físico o emocional. Esto es especialmente cierto si no eres abierto y honesto, tanto con tu pareja como contigo mismo, y si te precipitas al llevar a cabo prácticas sin hacer investigación o preparación previas.


El establecimiento de algunas reglas básicas minimiza estos riesgos, haciendo más seguras las actividades. Si estás comenzando en el BDSM o te estás planteando comenzar, debes considerar seriamente seguir todas esas reglas.


A continuación, encontrarás una lista de reglas básicas que es conveniente seguir cuando se practica el BDSM. Si riges tus actividades por ellas, estarás haciendo las cosas de una manera más correcta y segura.


Esta lista de reglas no es de ninguna manera exhaustiva, y debes considerarlas como las reglas mínimas que debes seguir para ayudarte a explorar el BDSM de manera segura sin sacrificar la diversión.


1. Reconocer el riesgo


El BDSM nunca está del todo exento de riesgos, a pesar de que se pueden mitigar esos riesgos bastante bien con conocimiento y preparación. Hay un par de protocolos de sesión que resumen el riesgo potencial y lo reconocen.

  • SSC (Safe Sane Consensual). Seguro, sensato y consensual enfatiza la seguridad de las actividades del BDSM y ser mentalmente capaz de consentir esas actividades.

  • RACK (Risk Aware Consensual Kink: riesgo asumido y consensuado para prácticas de sexualidad alternativa o no convencionales). Este acrónimo explica que las actividades sexuales no convencionales son intrínsecamente arriesgadas, lo que significa que no pueden ser completamente seguras, y que debes ser consciente de esos riesgos para poder consentir en llevarlas a cabo.

Antes de comenzar una sesión, tu pareja y tú debéis elegir el protocolo por el que deseáis que se rija la sesión. Ese protocolo marcará los límites de lo que es seguro llevar a cabo. Puedes leer el artículo Protocolos de sesión en el BDSM para conocer con más detalle todos los protocolos que se usan en el BDSM y así poder elegir el que