Banderas Rojas en el BDSM

Actualizado: abr 15

Para mantener una relación sana, especialmente dentro del BDSM, hay que ser consciente de las señales de un comportamiento no saludable. Por supuesto, estas señales de alerta pueden aparecer en cualquier tipo de relación, pero son muy importantes cuando se tiene una relación con una dinámica de poder o un mayor riesgo de lesiones.


Banderas Rojas en el BDSM

Las sumisas, especialmente, a menudo se encuentran en una dinámica poco saludable sin saber cómo detectar los problemas. Los dominantes también pueden experimentarlo. Para que sepas detectar esos problemas, aquí tienes un bosquejo de algunas de las banderas rojas más comunes que se dan en el BDSM y algunos recursos para ayudarte a lidiar con ellas.



1. Insiste en que no necesitas una palabra de seguridad


Aunque algunas personas prefieren tener sesiones sin una palabra de seguridad, siempre estaremos en contra de esta práctica. Las palabras seguras son cruciales para una relación BDSM saludable porque sin ellas no hay forma de revocar el consentimiento, y eso significa que tú o tu pareja podéis no querer continuar, pero no tenéis forma de comunicarlo.


Si tu pareja insiste en que no uses una palabra de seguridad, debes ser firme al decir que no será así. Deberías tener una precaución extrema si decidieses tener una sesión con alguien que ha sugerido esto, ya que demuestra falta de responsabilidad y de salud mental por su seguridad o por la tuya. Para poder tener una relación segura siempre ha de establecerse una palabra de seguridad. Si no quieres usarla, no la uses, pero tenla siempre preparada.



2. No respeta tu palabra de seguridad


Una vez más,