Guía de consejos para principiantes

Actualizado: may 9

Si eres nuevo en el BDSM y estás considerando empezar a practicarlo, por favor ten en muy cuenta esta lista de consejos básicos.


(Este artículo está basado en "BDSM - Guía de consejos para principiantes", de Lady Green & Jay Wiseman, traducido por Musker, y enriquecido con las aportaciones de Mazmo.)


El siguiente material está basado principalmente en la información que proporcionamos a la audiencia cuando somos invitados a dar una charla del tipo "SM para principiantes" en alguna boutique erótica, colegio mayor o lugares similares. Se asume que el lector tiene interés básico en el tema, pero no conocimientos o experiencia en estas materias.


BDSM es uno de los varios nombres genéricos dados a un conjunto de prácticas y conductas que incluyen bondage, spanking, dominación y otras actividades. La práctica del BDSM conlleva ciertos riesgos físicos y emocionales, y por tanto requiere de cierta formación para poder ser realizado con seguridad. También es muy recomendable, para mayor seguridad, que exista empatía entre los participantes.


De acuerdo con esto, hacemos las siguientes recomendaciones a los principiantes. Queremos aclarar que estos consejos no constituyen, ni quieren hacerlo, una completa formación sobre el tema.



Antes de la sesión


  1. Cuando te fijes en alguien con idea de practicar el BDSM, conoce a la persona antes que al rol. No es suficiente con charlar por chat varias veces. Ten conversaciones teléfonicas, videollamadas y reuniones en persona para conocer bien a la persona. Establece una comunicación fluida con esa persona que te permita sentar las bases de la confianza mutua. Cuando hayas comprobado que su personalidad te gusta y que confías en esa persona, es el momento de dar el siguiente paso y conocerla en su rol.

  2. Practicar BDSM con extraños, con personas a las que no conoces lo suficiente, o con personas en las que no tienes una confianza plena, o hacerlo cuando alguno de los que interviene está cansado, contrariado, deprimido, enojado, con ansiedad o angustia incrementa extraordinariamente el riesgo de que la experiencia sea mala.

  3. Aunque tener prácticas BDSM esporádicas con la misma persona o con personas distintas es una opción personal totalmente válida, si lo que buscas es desarrollar una relación estable con una persona determinada, la importancia de una buena comunicación y de la confianza se multiplica. Al fin y al cabo, se trata de relaciones humanas, con todas sus dificultades.

  4. Evita el uso significativo de intoxicantes (alcohol, drogas, etc.). Si no se está en condiciones de conducir, no se está en condiciones de practicar BDSM (8 Reglas básicas para que el BDSM sea más seguro).