Juego de impactos (azotes)

Actualizado: may 8

El juego de impactos, o azotes, es posiblemente una de las prácticas más populares del BDSM. En este artículo podrás conocer los instrumentos que se utilizan, las técnicas y la seguridad.


RosazulBDSM: Juego de impactos (azotes)

El juego de impactos es una práctica sado-masoquista en la cual una persona (la que ha cedido el control) es golpeada (habitualmente de forma repetida) por otra persona (a la que se ha cedido el control) para disfrute de una o de las dos partes.


Los golpes, que en general se les conoce como azotes aunque no siempre lo sean, se realizan con la mano o  con un instrumento apropiado (más adelante veremos los más habituales).


El juego de impactos muy intenso, de muy larga duración, o con ambas características, puede considerarse juego o práctica límite.


Por el contrario, cuando los impactos son leves o muy leves y/o se realizan con instrumentos muy ligeros no se considera juego de impactos sino juego de sensaciones.


Las sensaciones producidas por el juego de impactos dependen de:

  • La zona en la que se produce el impacto.

  • El instrumento utilizado para golpear.

  • El material con el que está hecho el instrumento utilizado.

  • La fuerza del impacto, que a su vez es producto de la velocidad con que se golpea y el peso del instrumento.

Cuando se empieza a practicar el juego de impactos, se puede tener la impresión de que es una práctica muy limitada: sólo se trata de dar azotes más o menos fuertes. En realidad, el juego de impactos puede ser una práctica muy interesante, con la que se pueden provocar una amplia variedad de sensaciones y que, además, es fácil de dominar. Veamos cómo.



Picadura y explosión


En general, y dependiendo del tipo de instrumento que se utilice, hay dos sensaciones físicas principales que siente la persona que recibe el golpe:

  • La sensación de "explosión" (thud en inglés) que producen los instrumentos anchos como la mano abierta o una pala.

  • La sensación de "picadura" (sting en inglés), "mordedura" o "quemazón" que producen los instrumentos estrechos como la vara, la fusta o el cinturón.

La picadura es una franja punzante y cortante de dolor, una llama de calor, que se siente en la superficie de la piel. La picadura se produce realizando un golpe rápido con un área de impacto pequeña. Cuando se producen marcas, tienden a ser líneas finas, verdugones y cortes en la piel. En algunas zonas puede dejar una sensación de hormigueo.


La explosión es un golpe profundo y penetrante, que se siente profundamente en el músculo y menos en la piel. El golpe se hace con un instrumento más pesado, generalmente con un movimiento más lento y el área de impacto es más amplia. Cuando se producen marcas, éstas tienden a ser áreas rosadas, rojas o con moretones más grandes.


Muchas personas tienen una clara preferencia por un tipo de sensación sobre la otra. Algunas tienen una tolerancia sorprendentemente alta para una, pero no para la otra. Como no se puede generalizar sobre esto, lo apropiado es conocer bien a la persona a la que se va a azotar para que la sesión fluya sin sobresaltos.



Descripción de los instrumentos


Los instrumentos que producen la sensación de picadura son de alta velocidad. La velocidad es el atributo clave para la picadura . Muchos también tienen un área de impacto pequeña, como las varas y los floggers de colas delgadas, pero su atributo crítico es la velocidad. Una bofetada rápida pica más que un empujón lento. La rigidez es otro atributo importante. Las varas pican muchísimo. Y la cosa más dolorosa (es decir, con la picadura más mordiente) es una espátula metálica con un mango largo. Así que ya sea una fusta de doma en el culo, o una pelota de voleibol en la cara quemada por el sol, la velocidad es la que produce la picadura. Un golpe de impacto de picadura produce una nota sonora alta y a menudo el instrumento silba mientras se mueve por el aire.


RosazulBDSM: Vara y fusta de doma

Instrumentos que producen la sensación de explosión. Si un pelotazo de voleibol en la cara describe una picadura, la explosión sería una pelota medicinal que cae desde un metro sobre el pecho. Los instrumentos de explosión son más grandes y más pesados, y por lo tanto de movimiento más lento, y producen un área de impacto más grande. Son instrumentos que producen golpes más duros, ya que una mayor masa equivale a una mayor fuerza. Un golpe de picadura no te desequilibraría, pero un golpe de explosión suficientemente fuerte podría hacerlo. Hacen un sonido más silencioso, más profundo y potente en el impacto. Y un área de impacto grande es un atributo clave. Ejemplos de instrumentos de explosión son los floggers con tiras anchas y gruesas, el bastón de policía o la pala flexible.


RosazulBDSM: Flogger, bastón y pala flexible

Algunos instrumentos presentan atributos tanto de explosión como de picadura; penetran profundamente y dejan una sensación de ardor en la piel. Las palas de fraternidad, los chicotes (sjamboks) o las maestras rígidas comparten todas las cualidades de explosión y picadura porque son rígidos. Todos estos instrumentos son pesados, de movimiento lento, tienen una gran área de impacto y pican muchísimo debido a su rigidez. Las palas que son muy rígidas pican a casi cualquier velocidad.


RosazulBDSM: Pala de fraternidad, chicote y maestra rígida

En resumen, un látigo pica porque se mueve rápido e impacta en una zona estrecha, cortando como la hoja de un cuchillo. Un golpe de tipo explosión es pesado y penetrante, como el golpe de un guante de boxeo. Grueso: explosión, delgado: picadura.



Hacer que los instrumentos de picadura produzcan explosión

Hacer que los instrumentos de explosión piquen


Así pues, los factores clave son la velocidad y el área de Impacto, y esos factores se pueden variar con cada golpe. Para cualquier instrumento, variando la velocidad y variando el área de impacto, se puede alterar la sensación que percibe la persona que está siendo golpeada. Incluso se puede hacer que un pequeño flogger pique un poco, que pique mucho o que no pique en absoluto, variando la velocidad y el tamaño del área de contacto en la espalda de tu pareja. Disminuyendo la velocidad de un látigo, se descubren sabores sorprendentemente dulces que casi cualquier sumisa podría disfrutar. Lo mismo ocurre con los bastones.


Ampliar la gama de sensaciones que cada instrumento puede crear no sólo amplía el abanico de lo que esos instrumentos pueden hacer, sino te ahorra dinero en la compra de juguetes. Una vez que hayas aprendido a utilizar tu flogger como un látigo de 120 centímetros, no necesitarás comprar un látigo. Y es bueno saber cómo crear un arco iris de sensaciones con un solo instrumento. Puede parecer casi mágico hasta que ves cómo se hace. Se necesita práctica, por supuesto, pero la técnica es sorprendentemente fácil:

  • Para una mayor picadura y una menor explosión: golpea más rápido y con un área de contacto más pequeña. Incluso un mullido látigo de principiantes puede picar mucho si el lanzamiento es lo suficientemente rápido, y simplemente rozas tu objetivo con las puntas del látigo.

  • Para un mayor explosión y una menor picadura: justo lo opuesto. Golpea con toda la masa del flogger, no sólo con las puntas. Imagina que usas el flogger como un pincel de tinta y tratas de hacer la marca más grande posible en el cuerpo con cada lanzamiento. No te preocupes por la velocidad. Un instrumento que nominalmente es de picadura, como un flogger de crin de caballo, puede convertirse en uno de explosión con un lanzamiento de movimiento más lento que golpea al objetivo con un mayor número de colas. Si alternas entre golpes rápidos y golpes más lentos puede dar la sensación de que estás cambiando de un instrumento a otro.


En resumen, casi todos los instrumento de explosión pueden cubrir el rango desde la picadura hasta la explosión profunda, dependiendo de la velocidad del lanzamiento y el tamaño del área de contacto. Pero ocurre lo mismo con la mayoría de los instrumentos de picadura. Las varas, los látigos, las fustas de doma y las fustas de equitación carecen del peso necesario para dar un golpe que produzca una sensación de explosión, pero el grado de picadura puede reducirse disminuyendo la velocidad de impacto.


Cuando hablamos de velocidad nos referimos a la velocidad con la que se lanza el instrumento de impacto (la mano, el flogger, etc.), es decir, a la velocidad a la que impacta el golpe, y no a la rapidez con la que se suceden los impactos.

Juega con el concepto. Alterna entre golpear sólo con las puntas del flogger y ralentizar el lanzamiento, dejando que todo el peso del látigo impacte contra tu pareja.


Aplicación de la teoría


Azotes con la mano


La mejor manera de comprobar todo esto es poniéndolo a prueba. Los azotes en las nalgas con las manos son ideales para explorar la dinámica de la explosión y la picadura, ya que la mano comparte la sensación de cada golpe.


RosazulBDSM: Mano

Pruébalo. Comienza azotando a tu pareja lentamente. Azotes lentos, pesados, secos. Ahora más despacio: simplemente deja caer el peso del brazo para golpear la parte inferior de las nalgas con el puño y el antebrazo. Ralentízalo aún más. Llegará un momento en el que la mano apenas se mueve al dar el azote, dando más un masaje que un golpe. Mantén el ritmo lento por un tiempo, y luego gradualmente... muy gradualmente... comienza a aumentar la velocidad. No te apresures. Sube la velocidad lentamente, cada golpe un poco más rápido que el anterior. Escucha el tono del azote y observa cómo sube con la velocidad del golpe. A medida que la velocidad de los golpes aumenta, nota que el picor se acumula en la mano con la que estás azotando. Esto es un reflejo de lo que siente tu pareja. Finalmente llegarás a los tonos altos que todos asociamos con los azotes en las películas, en la televisión y en los vídeos porno.