Ceder a una sumisa

Actualizado: may 8

Además de ser uno de los aspectos más discutidos de las relaciones D/s en el BDSM, la cesión de una sumisa a otra persona es uno de los puntos que más preocupa a las sumisas. En este artículo te proporcionamos algunas claves para que te formes tu propia opinión al respecto.


Ceder a una sumisa

La cesión de una sumisa por parte de su Amo a otro Dominante es uno de los asuntos que más debate y polémica desata en el mundo de la Dominación/sumisión. Hay personas (tanto Dominantes como sumisas) que lo entienden como algo totalmente natural y aceptable e, igualmente, hay personas que lo consideran absolutamente indeseable.


En el tema de la cesión intervienen elementos como la entrega, el deseo de superación, el poder del Dominante, la vergüenza, el amor, la confianza, expandir los límites personales y un sinfín más. Y cuando entran en juego tantos elementos, y tantos de ellos tan íntimos y personales, es fácil de entender que existan múltiples opiniones dispares. De hecho, es normal que existan tantas opiniones como personas hay en el mundo D/s.


Antes de plantearse ceder a su sumisa, un Amo debe calcular muy cuidadosamente las posibles consecuencias que ello puede tener tanto para su sumisa como para la relación que ambos mantienen.

En la gran mayoría de los casos, el deseo o intento de un Amo de ceder a su sumisa puede tener consecuencias difíciles de predecir que, incluso, pueden resultar a la renuncia de la sumisa a seguir manteniendo la relación con su Amo. Una relación D/s está basada en la entrega de una sumisa a su Amo y sólo a él y, por tanto, es fácil entender que una sumisa contemple la cesión con desagrado (incluso aunque pueda aceptarla): su sumisión es hacía su Amo exclusivamente y que éste desee cederla a otra persona puede resultarle extremadamente humillante, puede hacerle perder la confianza en su Amo y casi con toda seguridad le producirá una tormenta emocional y psicológica. Antes de plantearse ceder a su sumisa, un Amo debe calcular muy cuidadosamente las posibles consecuencias que ello puede tener tanto para su sumisa como para la relación que ambos mantienen.



Qué es una cesión


La cesión de una sumisa es una práctica de las relaciones D/S que consiste en que el Amo de esa sumisa la entrega a otro Dominante para que se someta a él. Ese sometimiento al otro Dominante habitualmente debe producirse durante una sesión, aunque si la cesión es de larga duración, el sometimiento puede llegar a incluir todos los elementos propios de una relación D/s.


También hay cesiones en favor de personas vainilla. Es decir, la sumisa es cedida por su Amo a una persona de fuera del BDSM para que esa persona la utilice sexualmente.



Cons