Mantén la puerta abierta para tu Amo

No es realista suponer que una sumisa no cometerá errores. El problema real surge cuando a raíz de ese fallo la sumisa se siente tan mal que se abstrae y no permite a su Amo ayudarla a superar el bache. Este artículo muestra las opiniones de una sumisa y de su Dominante sobre cómo afrontar estas situaciones.




Post original de mirroredwithin (sumisa de AlphaEdge)


Mi Amo y yo pasamos por un bache recientemente. Arruiné una tarea diaria de tal manera que lo lastimé. Fue un accidente, completamente involuntario, pero eso no importa. Lo herí a Él.


Me disculpé, por supuesto, y lo hablamos. Y Él me perdonó. El problema es que yo no me perdoné a mí misma. Creo que nunca me he sentido tan afligida, tan triste, tan angustiada. ¿Cómo pude haber hecho eso? ¿Cómo pude haber sido tan descuidada? Y, sobre todo, sentí el talón de Aquiles de cada sumisa, me sentí indigna. No me sentía lo suficientemente digna de ser Su sumisa.


Permitidme retroceder un poco y deciros que hasta este momento nunca me había sentido así con mi Amo. Era un nuevo nivel de fracaso lo que estaba sintiendo. Así que incluso después de que hablamos, mi mente abrumada por las emociones seguía dándole vueltas a los porqués, a los comos y a los y si… Me cuestioné mis habilidades, mi fuerza y muchas cosas más. Definitivamente no fue mi mejor momento. Aunque no me di cuenta en ese momento, estaba tan metida en mi propia cabeza que me aparté de Él. Apartarme no fue intencionado, sino instintivo. Inconscientemente levanté muros emocionales. Estaba perdida en mi interior tratando de darle sentido a lo que sentía. Intenté mantener mi comportamiento en nuestra dinámica, pero incluso en las cosas más simples mantenía una lucha interna para superar el miedo de fallarle, de herirlo de alguna manera otra vez.


Creo que Él permitió esta distancia que yo había creado por un corto período de tiempo porque Él entiende que yo generalmente necesito un poco de tiempo para procesar y organizar mis pensamientos y sentimientos. En este caso Él probablemente necesitaba hacer lo mismo. Pero no duró mucho. Me llamó la atención sobre mis tonterías. Porque verás, yo no puedo castigarme, sólo Él puede. Y eso es exactamente lo que estaba haciendo... castigándome a mí misma. Luego, por supuesto, me ayudó a averiguar dónde estaba, adónde había ido y por qué. Nos guio a mí y a nosotros fuera de esa situación.


Pero ésta es la cuestión... ¡retirarme en mi interior y apartarme de Él lo hirió más que mi error original! Cerré una puerta entre nosotros, me solté de la correa, y al hacerlo disminuí Su habilidad para liderarme y guiarme. ¿Cómo puede saber Él lo que necesito y lo qué es mejor para mí y para nosotros si no estoy compartiendo con Él TODO lo que hay en mi corazón y en mi mente? Fue un gran perjuicio para Él y para nuestra dinámica. Mi metedura de pata se convirtió en un problema mucho más grande. Hice que las cosas se saliesen de madre... no fue uno de mis mejores momentos.


Siempre me considero un trabajo en curso, siempre tratando de crecer en mi sumisión y de aprender de mis experiencias. Y tengo que recordar algunas cosas cuando tropiezo y estropeo las cosas entre nosotros.


Tengo que recordar nuestra dinámica. Enfocarme en mi deber y en mis obligaciones hacia Él.

Tengo que cambiar mi punto de vista y ponerme en lugar de quien recibe mi metedura de pata (Él)... ¿Cómo reaccionaría yo a esa metedura de pata?

Tengo que preguntarme qué es lo que Él quisiera que yo hiciera.

Tengo que espera a que Él decida mi castigo.

Tengo que confiar en Él para que me recoja cuando caigo. ¡Eso es lo que Él hace!

Tengo que perdonarme a mí misma. No soy perfecta. (Tengo que repetirme eso a menudo.)

Y no tengo que, absolutamente nunca, retroceder, retirarme, esconderme, anular, esquivar, o impedir de forma alguna transmitirle cualquier pensamiento o sentimiento.

¡Tengo que MANTENER LA PUERTA ABIERTA!



Respuesta de AlphaEdge (Amo de mirroredwithin)


Quiero responder al post de mi sumisa y proporcionar la perspectiva Dominante sobre este pequeño bache (y realmente fue pequeño) y compartir algunos pensamientos sobre cómo nos afectó a nosotros... cómo la afectó a ella... y sí, cómo me afectó a mí.


Para empezar, realmente fue algo pequeño: se olvidó de hacer algo que le había pedido específicamente que hiciera. Hubo circunstancias atenuantes a tener en cuenta y, sinceramente, la naturaleza de la tarea no era en absoluto relevante.


Me sorprendí cuando ella no hizo lo que le pedí porque era algo extremadamente raro. El 99,9% de las veces que le asigno una tarea la lleva a cabo de una manera oportuna e impecable.


Cuando le pregunté sobre su fallo, inmediatamente lo reconoció, me explicó lo que había sucedido y me pidió perdón. Y yo, por supuesto, la perdoné, aunque me dolió. Sabía que no era intencional. Sabía, sin embargo, que tenía que administrar disciplina.


Permitidme explicaros que tengo un enfoque algo raro (o eso parece) sobre la disciplina. Cuando se trata de esa parte de nuestra dinámica, prefiero la disciplina al castigo. El castigo tiene una connotación negativa, al menos para mí, y soy pragmático cuando se trata de corregir un comportamiento no deseado.


Ella ya estaba sufriendo, y el simple hecho de que yo le informara de que estaba muy decepcionado fue la forma más pragmática de disciplina en este caso. Mi sumisa odia absolutamente decepcionarme. No había nada positivo en que yo añadiese algo más estricto. Absolutamente nada.


Como ella dijo, lo discutimos, ella me pidió (realmente me rogó) que la perdonara. Por supuesto que lo hice. Odio ver a la mujer que amo con ese tipo de dolor. Algunos probablemente dirían que ella merecía unos azotes o algo por el estilo... PERO....en nuestra dinámica, los azotes son por placer, no por castigo.


Como dije, ella me pidió un perdón que yo le di rápidamente... PERO....ella no se perdonó a sí misma. Y eso creó un problema mayor. Debido a eso, se encerró en sí misma y, como ella dijo, empezó a sentirse indigna, lo que a su vez produjo aún más daño involuntario.


Se encerró en sí misma, sus muros se elevaron y no pude alcanzarla. No podía sentir esa conexión que solemos tener, y que es algo vital para nosotros.


Le di un poco de tiempo para que lo procesara y tratara de encontrar una solución al respecto, pero cuando continuó, como ella dijo, la llamé al orden.


Yo soy su Amo. Ella no puede decidir su castigo por una infracción. Eso es exclusivamente de mi competencia. Cuando pienso que ella ha tenido suficiente disciplina por una infracción, espero que se someta a mi decisión sobre el asunto. Punto.


Así que cuando la llamé y, suavemente, la reprendí, ella hizo lo mejor que pudo para confiar en mí y considerarlo algo pasado. Se dio cuenta de que, sin querer, me había impedido manejar la situación de la mejor manera posible.


A nuestros amigos sumisos, permitidme daros un consejo. Si dais un paso en falso, y lo haréis, por favor no dejéis fuera a vuestros Dominantes. Si lo hacéis, ello puede hacernos sentir como si no quisierais o necesitarais nuestra ayuda. Permitidnos guiaros a través del problema... está en nuestro ADN... es lo que hacemos.


A nuestros amigos Dominantes: recordad que nuestras sumisas anhelan complacernos desde lo más profundo de sí mismas. Sabed que se angustian por el hecho de disgustarnos o decepcionarnos, y tened en cuenta ese hecho cuando las disciplinéis. Recordad que a veces nosotros también les fallamos, y tratémoslas como quisiéramos que ellas nos tratasen cuando NOSOTROS la cagamos. Y sí, la cagamos. No somos infalibles.


También quiero agradecer a mi sumisa que haya publicado sus pensamientos sobre este incidente. Ella estaba indecisa e insegura acerca de publicarlo, pero yo la animé a que lo publicara porque es la REALIDAD. Es el verdadero NOSOTROS y, en mi opinión, lo que es real necesita ser mostrado, mucho más que toda la fantasía que uno ve en las redes sociales.


Como le he dicho muchas, muchas veces... nosotros tratamos con lo que es REAL.


Espero que este relato sobre uno de nuestros pequeños problemas ayude a otros que tengan problemas; todos los tenemos.


Seamos realistas el uno con el otro... siempre. Es la forma en que se fortalecen las relaciones profundas.


Te quiero mirroredwithin. ¡Más que nunca!


Tomadlo sólo como lo que es: mi opinión.




Escorpio Dom, 12 de junio de 2018

RosazulBDSM

0 vistas
  • Icono social Tumblr
  • Facebook icono social