Protocolos de sesión en el BDSM: SSC, RACK/RACSA, PRICK y CCC

Actualizado: 29 de jul de 2018

Antes siquiera de pensar en tener una sesión BDSM es fundamental que los participantes establezcan los parámetros y los límites de esa sesión: es lo que se denomina el protocolo de sesión. Por tanto, es muy importante que conozcas y entiendas perfectamente estos protocolos antes de planear una sesión.



Los que aparecen a continuación son los protocolos de sesión más conocidos y utilizados del BDSM, pero hay otros menos conocidos. Aún más, los practicantes de BDSM con más experiencia pueden establecer sus propios protocolos particulares. Es decir, no es una lista cerrada y siempre está abierta a la negociación entre los participantes en la sesión.


SSC – Safe, Sane, & Consensual (Seguro, Sensato y Consensuado)


SSC (concepto creado por David Stein en 1983) se centra en el sentido común de la persona dominada en cuanto a la seguridad y el consentimiento. Todo lo que ocurra en la sesión debe ser seguro, sensato y consensuado de antemano entre las partes.


SSC opina que no se debe hacer nada que pueda arriesgar la seguridad de la persona dominada, incluso si lo desea.

Aunque considerado el mejor sistema de todos, quien domina tiene muchos límites puesto que está sujeto al consentimiento de la persona dominada, y no se debe hacer nada que pueda arriesgar la seguridad de esa persona, incluso si lo desea. Esta limitación no es del gusto de algunas personas, que prefieren un mayor intercambio de poder entre la persona que domina y la persona dominada, con más poder para el que domina.



RACK – Risk Aware Consensual Kink (RACSA: riesgo asumido y consensuado para prácticas de sexualidad alternativa o no convencionales)


Mientras que el SSC intenta describir y diferenciar el BDSM de los abusos de una forma que sea fácil de entender para el público no BDSM, el RACK difiere en el sentido de que reconoce que nada es un 100% inherentemente seguro. Al reconocer que lo que puede ser seguro o sensato para una persona puede no serlo para otra, la filosofía RACK tiende a incluir más actividades que otros pueden considerar como "edgeplay" (juego al límite). Dentro de RACK no existe "seguro" o "no seguro", sino únicamente "más seguro" y "menos seguro".


RACK entiende que nada es un 100% inherentemente seguro y que, por tanto, los participantes de una sesión deben asumir de antemano los riesgos de las prácticas.

RACK también puede describirse como una mentalidad que presta más atención a las consecuencias quizás inesperadas de una sesión BDSM. Su teoría gira alrededor del compromiso razonado y ex-ante (antes del evento), incluyendo las posibles consecuencias de las prácticas más arriesgadas. En contraste, SSC gira alrededor de los resultados finales del juego, o ex-post (después del evento). Intenta minimizar cualquier posible daño incluso si los participantes de la sesión estuvieran dispuestos a aceptar los riesgos.


Ambas filosofías tienen como objetivo minimizar el daño previsible, pero RACK hace más hincapié en el compromiso individual de antemano ante los posibles riesgos, mientras que SSC intenta minimizar el daño total previsible a largo plazo. Así, los seguidores del RACK insisten en el valor del consentimiento previo individual para divertirse incluso de manera arriesgada, mientras que los seguidores de SSC creen que la gente, a menudo, no elige tan libremente como parece y pueden comportarse de manera irracional a veces, por lo que las consecuencias de la elección individual precipitada tal vez debería mitigarse desde el principio.


Ejemplo práctico de la diferencia entre el SSC y el RACK


Antes de ver un ejemplo de la diferencia práctica entre SSC y RACK veamos las similitudes entre los protocolos. Esas similitudes son los tres pilares que conforman el núcleo del BDSM: Conocimiento, Conciencia y Consentimiento.


Conocimiento significa haber aprendido las prácticas, lo que son, y cómo llevarlas a cabo correctamente para mitigar o reducir los riesgos involucrados. También incluye cómo proporcionar no sólo el cuidado posterior apropiado que necesitan las personas, sino también los primeros auxilios apropiados si son necesarios.


Con el Conocimiento viene la Concienciación. Conciencia significa que todas las partes son conscientes de los peligros y riesgos que las prácticas pueden suponer para ellas.


Consentimiento, obviamente, significa que todas las partes están consintiendo en llevar a cabo las prácticas, ya se trate de azotes, adoración a los pies, juegos de edad, intercambio total o parcial de poder, o cualquier otra. El verdadero Consentimiento sólo puede venir del Conocimiento y la Conciencia acerca de estas acciones y de lo que implican.



Dicho esto, tenemos a Ana. Como sumisa, Ana tiene algún trauma asociado con los azotes debido al trato abusivo qque recibió de sus padres en en su juventud. Debido a esto, a veces puede disfrutar de los azotes, pero ocasionalmente se desencadena un episodio traumático, particularmente cuando está deprimida, o cuando se siente culpable por haber disgustado a su Dominante.


Ana es, por supuesto, hipotética. Pero vamos a usarla para ilustrar dos situaciones BDSM igualmente hipotéticas, con el fin de mostrar la diferencia en la forma en que los practicantes del RACK abordan el BDSM en comparación con los practicantes del SSC, y cómo los diferentes protocolos pueden realmente afectar a su participación en las prácticas a pesar de tener un núcleo común.



Situación Uno: El protocolo SSC y cómo afecta al juego


Como practicantes de SSC, Ana y su Dominante se chequean emocionalmente antes de dar de azotes. Lo hacen para asegurarse de que Ana está en el estado mental correcto con el fin de evitar que los azotes desencadenen un episodio traumático para ella.


Si Ana está en el estado mental correcto para participar (y, por tanto, hay un bajo riesgo de desencadenar un episodio) y está de acuerdo en participar, entonces su Dominante puede estar de acuerdo en azotarla. Si no está en el estado mental correcto, entonces su Dominante puede optar por ayudarla a tratar de que supere esa estado emocional para que se involucre en la acción, o puede optar por renunciar por completo a los azotes.


La piedra angular del SSC es la Seguridad. En otras palabras, se enfoca en la porción de Seguridad del pilar del Conocimiento. Su enfoque se centra en el estado de salud emocional, mental y física de aquellos que participan, con el objetivo directo de mantener esos estados en niveles que se consideran saludables para los individuos.


Todas las acciones en las que se participa se realizan cuidando la salud mental y física (incluyendo la seguridad) de las personas involucradas. Esto puede implicar que no se participe en algunas acciones si se consideran inseguras o se considera que no se pueden realizar con seguridad en ese momento.



Situación dos: El protocolo RACK, y cómo afecta al juego


Como practicantes del RACK, Ana y su Dominante son plenamente conscientes de que los azotes pueden desencadenar eventos traumáticos para ella dependiendo de ciertos estados emocionales. Sin embargo, eligen renunciar a los chequeos emocionales y participar en los azotes a pesar de esto. Sin importar si Ana está lo suficientemente estable emocionalmente como para evitar que se desencadene el trauma debido a la práctica, ella y su Dominante están de acuerdo en dar azotes.


La piedra angular de RACK es la Conciencia de Riesgos. En otras palabras, se centra en el pilar Conciencia, en contraposición a la Seguridad del SSC. La Seguridad se ignora en favor de ser conscientes y conocedores de los riesgos emocionales, mentales y físicos involucrados en la práctica.


Esto puede implicar que participen en acciones más arriesgadas o más peligrosas que de otra manera no considerarían. También puede significar que tienen más probabilidades de realizar prácticas independientemente del estado de salud emocional, mental o física de las personas involucradas. Sea como sea, los participantes son plenamente conscientes del peligro que pueden implicar esas prácticas y de todos modos eligen participar.




PRICK – Personal-Responsibility Informed Consensual Kink (Prácticas no-convencionales consensuadas e informadas basadas en la propia resposabilidad)


Bastante reciente y poco popular, PRICK es una ampliación de RACK, añadiendo sólo una única cláusula (mientras mantiene el resto igual) por la que ambas partes (sea el que domina o el dominado) son responsables de sus propias acciones. Esto es más una transferencia del riesgo del dominante al dominado: cuando la persona dominada ha dado su consentimiento para una actividad, esa persona es responsable de la actividad y no la persona que está dominando (que es realmente quien practica esa actividad). En este sistema, la persona dominada tiene más poder que quien domina, comparado con RACK. Aunque sea bastante similar a RACK, la satisfacción mental de la persona que domina permite que se den mejor sesiones debido a que hay menos riesgo dependiendo de ella. Para mucha gente no tiene sentido usar PRICK, también debido al significado literal de la palabra “prick”.


Prick, en inglés, puede significar “polla” o “gilipollas”. En este caso hace referencia a "gilipollas".


CCC – Committed Compassionate Consensual (Comprometido, Compasivo, Consensuado)


Uno de los protocolos más antiguos y que cayó en desuso, el CCC se ha vuelto a hacer popular entre grupos BDSM pequeños. CCC tiene lo que los otros tres protocolos no tienen, pero obviamente a costa de la seguridad de la persona dominada. CCC es técnicamente el máximo intercambio de poder entre Dominante y dominado y es más apropiado para el TPE (Total Power Exchange, intercambio de poder total) o las relaciones 24/7, más que para sesiones esporádicas entre personas que se conocen poco o no se conocen en absoluto.


Al protocolo CCC también se le denomina Metaconsenso.

En este sistema, en lugar de determinar cuáles son los deseos y requerimientos de la persona dominada, sólo se determinan cuáles son las actividades “no deseadas”. O dicho de otra manera, sólo se especifican los “límites” infranqueables. A partir de ahí es la persona que domina quien determina por su cuenta cuáles, cuándo y cómo serán todas las actividades. La “palabra de seguridad” (safeword) tampoco está permitida. Este intercambio total de poder es deseado por muchas personas, pero los riesgos son mayores. 


De todos modos puede haber discusiones abiertas para cambiar los límites, de modo que la sesión se mantenga dentro de los márgenes del consenso, base del BDSM. CCC suena como algo muy sencillo y satisfactorio para la mayoría, pero pocas personas pueden ponerlo en práctica realmente. Tan pronto como se dan cuenta de los riesgos asociados, y la dificultad de manejar adecuadamente esas situaciones, rápidamente vuelven a adoptar alguno de los otros tres sistemas.



No todas las personas que practican BDSM conocen estos términos, y no todas consideran seguir estos protocolos. Algunas los evitan y otras incluso usan diferente terminología. Es también importante tener en cuenta que no tienen ninguna validez legal.


Fuentes:

moscacojonera

Wikipedia

crown-and-collar@tumblr.com


Escorpio Dom, 28 de mayo de 2018

RosazulBDSM

  • Icono social Tumblr
  • Facebook icono social